lunes, 17 de noviembre de 2008

Dobal también es profeta en su tierra


Ilustraciones: Autocaricaturas de Dobal en 1953 y 1959; abajo: uno de los dibujos con que fue homenajeado recordando su constante mención en la tira de "Clarín" de las fechas de nuestra efemérides. Por último una vieja foto de 1953, cuando Haroldo, presente en esta reunión, trabajaba con Dobal, junto a Flores y Pereda


El viernes 14 de noviembre, la Asociación de Profesionales, Técnicos y Educadores lomenses, con la coordinación del difusor Marcelo Niño, del Museo Itinerante de Humoristas e Ilustradores en Argentina homenajeó al dibujante Felipe Miguel Angel Dobal, demostrando que por lo menos en Lomas de Zamora, no es cierto eso de que “nadie es profeta en su tierra”.

La reunión tuvo lugar en Pereyra Lucena 601 de esa localidad, y para que nadie pudiera excusarse por la lejura, un confortable micro aguardó entre las calles Lima y San Juan del porteño barrio de Constitución –a poca distancia del Museo de la Caricatura– nuestra recalada al lugar desde orígenes bonaerenses más distantes del sur. Allí estuvimos, entre otros, Sendra, Mordillo, Lawry, Yacaré, Gustavo Gonzalez, Ceo, Oswal, Haroldo, Beto Páez y unos cuantos otros con los que voy a tener problemas al no nombrarlos aquí debido a no recordar si nos encontramos directamente en el salón o en el vehículo. Pero fue realmente un placer reunirse con tantos colegas, y sobre todo, hacerlo con el exclusivo propósito de homenajear a otro colega! Fue maestro de ceremonia en la conducción del homenaje, quien desde hace 33 años, cuando organizó en los salones de YPF (cuando todavía esta sigla significaba Yacimientos Petrolíferos Fiscales) una exposición de humoristas veteranos, ha estado permanentemente al lado de los profesionales del humor: Julio Lagos, quien más de una vez ha ecoonocido que “alguna vez se ganó la vida haciendo dibujos”.

Quién es Felipe Miguel Angel Dobal

Tal vez estos datos sólo sean útiles a los más jóvenes, privados por una decisión empresarial desacertada, de su ya tradicional tira diaria en “Clarín”, pero no está demás repasar la trayectoria de este dibujante que viene aportando su gravia desde hace más de 60 años.

Nacido en Puan (Provincia de Buenos Aires), el 7 de enero de 1923, Felipe Miguel Angel Dobal se inició como dibujante en el diario “El Atlántico” de Bahía Blanca, decidiendo después tentar fortuna en Buenos Aires. Eso fue en 1945, y a juzgar por la cantidad de publicaciones en que ha colaborado desde entonces, la “corazonada” no le falló, posiblemente ayudado por la capacidad directiva de Lino Palacio, cuyo equipo de dibujantes integró convirtiéndose posteriormente en jefe del grupo, que integraban Haroldo, Pereda y Flores. El primero de los nombrados estuvo presente en el evento, lo que en cierta forma dio a la reunión el carácter de un “volver a vivir”, pero sobre todo, permitió poner en evidencia el buen recuerdo que conservan de Dobal quienes alguna vez trabajaron con él,

Además de adquirir una depurada técnica para la producción de tiras, Dobal tiene por entonces la posibilidad de colaborar en “Don Fulgencio”, revista dirigida por el mismo Lino Palacio, donde desarrolla su personaje Atomito y la sección Preguntas absurdas.

Ya embarcado en la producción de historietas propias, asume el compromiso de una tira diaria en “La Epoca” con Angelito, al que posteriormente llama Querubino; y crea a Tabaquino para “Pobre Diablo”.

Numeross publicaciones incluyen sus dibujos: “Popurrí”; “El Hogar”; “Damas y Damitas”; “Descamisada” –donde firma Elmi, lo mismo que en “Pica-Pica”–; “Caras y Caretas”; “Mundo Deportivo”; “Dinamita”; “Sucedió con la Farra”; “El Trencito”; “Ricuritas”, y el diario “El Laborista”.

Al aparecer “Avivato” en 1953, su labor se multiplica, lo que ha quedado testimoniado en un párrafo del número aniversario correspondiente al 10 de noviembre de 1954:

“…Si alguien exige otro parrafón aparte es Miguel Angel Dobal –el hombre orquesta de AVIVATO– Su lápiz, como su espíritu, tiene una agilidad y un valor insuperable. Además de la gran calidad de su historieta ‘Don Belindo’, son numerosas las expresiones de su ductilidad extraordinaria: desde las ilustraciones de las ‘Radiografías Porteñas’ a ‘Tres enfoques’ y sus numerosas escenas de los episodios de ‘Avivatita’, ‘Joe Vivacho’ y ‘Pepe el Ronco’, amén de chistes y secciones de distinta índole…”

Posteriormente, Dobal comienza a realizar diariamente para “La Razón” la tira “Dramas clasificados” sumando más adelante “El detalle que faltaba”, a la vez que se ocupa del tema de actualidad en “Clarín” –diario en el que después seguirá haciendo De la crónica diaria–.

En un reportaje que “Satiricón” le hiciera a Alvaro Alsogaray en 1975, el político mencionó especialmente a este dibujante, señalando:

Siempre recuerdo cuando Dobal pintaba “el invierno de Alsogaray” con estalactitas…

Dobal es asimismo, un buen intérprete del campo argentino, como lo ha demostrado a través de un almanaque que con láminas inspiradas en versos del “Martín Fierro”, se publicó en la revista “Acaecer” en 1978 con propaganda del Banco Cooperativo Agrario Argentino..

Entre sus trabajos publicitarios también cabe mencionar “Casimirada”, para Rocha Casimires, en 1958. (siulnas)

2 comentarios:

Ceo dijo...

Estuvo fenomenal el homenaje, aparte de sus dotes como artista gráfico, me resultó sorprendente como charlista, ameno, vivaz, fresco e interesante. ¡Un personaje!

Lawry dijo...

Un merecido homenaje a un excelente profesional y sobre todo a una conducta intachable. Sus comentarios Siulnas son muy interesantes. Usted desborda amor por la profesión. Desde aquí elogio sus conocimientos y su modestia. Es un gusto leer sus comentarios.