martes, 20 de enero de 2009

Proyectos de interés para los editores ante la cercanía del Bicentenario

Ya me he referido a lo atento que estaba Vicente Vaccaro, el fundador del Museo de la Caricatura, al surgimiento de nuevos caricaturistas para invitarlos a incorporarse a su aún incipiente museo que empezaba a tomar forma en el viejo local de la Avenida de Mayo 628 de la ciudad de Buenos Aires. Yo mismo llegué allí en 1952, sin conocer de antemano la existencia de ese museo, y Vaccaro llegó a mí sin conocerme a mí ni a mis dibujos, al enterarse por una breve nota en un diario, que yo era un joven caricaturista que estaba exponiendo en las salas de MEEBA (Asociación –ex Mutualidad- de Estudiantes y Egresados de Bellas Artes).
Con el transcurrir del tiempo, he llegado yo a estar atento al surgimiento de nuevos humoristas, aunque no con vistas a incorporarlos a otro museo, sino a mi Historia del Humor gràfico y escrito en la Argentina, en cuyos dos primeros tomos alcancé a reunir a casi todos (la intención ha sido y sigue siendo a todos) los que incursionaron en el género desde 1801 hasta 1985.
Hoy la búsqueda continúa, facilitada por la colaboración del Museo de la Caricatura y por medios modernos, como este Blog, que me posibilitan contactarme aún con los nuevos humoristas no vinculados a mi entorno, de manera mucho más directa que antes. El humor gráfico y escrito en la Argentina de 1986 (hasta el año anterior fue cubierto en lo ya publicado) al año del Bicentenario permitirá mantener actualizada esta Historia que ojala nunca termine, porque como bien lo señalara el inolvidable dibujante Lino Palacio en la inauguración de la nueva sede del Museo de la Caricatura Severo Vaccaro: “Cada caricatura es una pàgina de filosofía, una pàgina de psicología, y los dibujantes humoristas no nos damos cuenta de lo que representamos en el mundo, porque hacer reìr… no digo hacer reír, hacer sonreír, es una obra de amor, y creo que nosotros al hacer lo que hacemos, estamos dando a la gente que nos rodea, unos momentos de sosiego, de paz, de tranquilidad, y además una sonrisa en medio de todo.”