martes, 31 de mayo de 2011

Un día como el…

…2 de junio, hace 53 años: Aparecía la revista “García”. Impresa en papel obra, sin abrochar, con dibujos en blanco y negro sin medios tonos y guardas tipográficas en los recuadros, comenzó apareciendo los lunes pasando después a los jueves. Figura como director Lope de la Barca, seudónimo que algunos de los colaboradores adjudican a Juan Carlos Gianella, quien de todos modos ha ejercido por lo menos, funciones de redacción. Los dibujantes son más fáciles de identificar, ya que no tratan de disimular el estilo, y si han evitado firmar como lo hacen en otras publicaciones, ello más bien se debe a que las características gráficas de “García” podrían originar un equívoco haciendo suponer que se trata de uno de los tantos pasquines que circulan por entonces. Pero los chistes gráficos que aparecen en esta publicación no difieren básicamente de los que esos mismos autores hacen en “Tía Vicenta”.
“García” acusa ciertas preferencias, como surge en una de las tapas en que aparece Perón haciendo un guiño, en tanto se muestra al flamante presidente Frondizi como un ser débil entre dos colosos que representan al peronismo y al gorilismo.
Entre los colaboradores figuran Naser (Arnoldo Franchioni), Chucrut, Kiko, Quique (Eugenio Cilento), Salomón, Nowens, Alejo, Irañeta, Alberto Robledo, Reyes, y Batista.

…3 de junio, hace 85 años: Fallecía Diógenes Taborda. Conocido en los medios donde actuó, como el “Mono” Taborda, este caricaturista entrerriano llegó a Buenos Aires en 1911, recalando en el diario “Sarmiento”, aunque su popularidad comenzaría al ingresar a “Crítica”, donde tuvo gran éxito su sección “Hípicas”, recopilada después en albumes que tituló “Monos de Taborda”. Taborda fue también el autor de los bocetos de “El Apóstol”, película de dibujos animados realizada por Quirino Cristiani. Desde su muerte, una calle de Buenos Aires, de pocas cuadras, lleva su nombre a manera de homenaje, una resolución justiciera que lamentablemente no se volvió a repetir después con otros dibujantes que también lo hubieran merecido.

…5 de junio hace 106 años: Nacía en Alessandria Bartolomé Mirabelli Habiéndose iniciado como aprendiz de tipógrafo, pasó por “Caras y Caretas” y llegó al diario “Ultima Hora” haciendo caricaturas.
“Don Goyo” lo contaba entre sus asiduos colaboradores cuando muy joven todavía, Bartolomé Mirabelli llegó a “Crítica” con dos excepcionales “padrinos”: Conrado Nalé Roxlo y el “malevo” Muñoz, quienes a su vez lo pusieron bajo la tutela del gran “animador de la muchachada artística” de la década del 20: Ricardo Parpagnoli. Este alentó en forma extraordinaria a quien habría de ser más tarde uno de los grandes dibujantes de “Crítica”.
Así fue que a partir de 1926 con sus ilustraciones de líneas absolutamente distintas a las habituales hasta ese momento, la popularidad de Mirabelli creció prontamente. Poco tiempo después, invitado por Alejandro Sirio, se integró a “La Nación Magazine”, ejerciendo por esa misma época la dirección artística de la revista teatral “Máscaras”.
El teatro lo ganaría finalmente, pero como decorador, actividad a la que se volcó en la década del treinta después de haberse dedicado también a la publicidad en agencias memorables como “Pum… en el ojo”.

…6 de junio, hace 26 años: Fallecía Juan Angel Sagrera (Tinco). nacido en las proximidades de Rosario, llegó a Buenos Aires a mediados de la década del cuarenta, incorporándose a la revista “Patoruzú” –a la que años despuès aportaría su personaje Babilonio y la sección Vista Visión-, interviniendo a la vez, en la revista “La Cancha”, junto al dibujante Eduardo Ferro.
Colabora además, por esa época, en la revista “Tibor Gordon” –donde ilustra Lucocito, firmando Fabri-, creando un tiempo después a Maserato, que publica en forma de tira diaria en las páginas del vespertino “Crítica”.
Luego, con el seudónimo de Tinco, colabora en “Pobre Diablo” y “Sucedió con la Farra”, incursionando también en “Poncho Negro” y “Ricuritas”.
Cuando en setiembrte de 1953 funda “Dibujantes”, fija a la revista lineamientos que fueron respetados aún cuando él no siguió al frente de la misma; esta revista constituye un testigo insoslayable del período que abarcó su existencia. Cabe acotar que a través de sus pàginas de “futuros profesionales” se conocieron los primeros dibujos de humoristas como Joaquín Lavado –quien posteriormente adoptaría el seudónimo de Quino-; Gregorio “Goyo” Mazzeo, y Alfredo Grondona White, entre otros.
Paralelamente con su tarea de editor y sus funciones en “Patoruzú”, Sagrera recreó en forma de historieta a La familia de Pancho Argüello, de Billy Kerosene (Luis A. Reilly), para la revista “Avivato”, de la que este último era coeditor.
Un año después, sobre guión de Héctor Germán Oesterheld, dibujó Deportito, en “Super Deportito”, y también colaboró en “Rico Tipo” y en su libro de Fin de Año, asociándose posteriormente con Mariano de la Torre, en la primera revista especializada en televisión, que introducía además, una característica novedosa: las tapas traían caricaturas de la figura más destacada de cada semana, estando las mismas a cargo de Ianiro.
A mediados de la década del 60, Sagrera se retira de “Canal TV” –a la que volverá después como propietario absoluto, aunque por poco tiempo- editando “Pantalla Chica”, también especializada en televisión; allí aflora nuevamente el dibujante humorístico, surgiendo la historieta Me sentencia mi conciencia, una de las que más lo conformaron.
Tres años después reinicia la actividad editorial a través de una revista de historietas humorísticas: “Godofredo”, cuyo personaje central es un chico de ese mismo nombre, creado por él antes de abandonar totalmente el dibujo para dedicarse a las actividades comerciales, aunque sin apartarse del negocio editorial, al que ya había brindado un importante aporte como dibujante, no solo con los trabajos antes mencionados, sino también con otros que no llevaron su firma, como Trencitas, Virola, Cuatroqui, Pajuera y Rin-Tin-Ton, que sobre idea de León Benarós, dibujaba para la revista de éste, “Medio Litro”, conjuntamente con Osvaldo Camblor; y algunos aparecidos en publicaciones zonales, como Yurupeté, que sólo se conoció en una parte de la provincia de Corrientes.

…8 de junio, hace 106 años: Nacía, Máximo Aguirre. Ganado posteriormente por la radio, el cine, la televisión y el teatro, Máximo Aguirre debe sin embargo, su “despegue” como humorista a una sección que comenzó a publicarse en “Noticias Gráficas” en 1932.
Habiendo participado en un concurso de epígrafes para ciertas fotos publicadas por el mencionado vespertino, triunfó entre 4.000 aspirantes, obteniendo 500 pesos y el ingreso como periodista, iniciando una sección titulada “4 líneas”, donde bajo el seudónimo No Deje de Leerme, tomaba los cables en broma, con ilustraciones de Divito.
Un día leyó una de esas humoradas Tito Martínez del Box, quien considerando que el autor de las mismas era la persona indicada para escribir el programa que él tenía pensado tomando como base “Los Bohemios” de Mario Pugliese “Cariño” (el éxito radial de aquel momento), mandó llamar a Aguirre, para dar forma entre ambos a “La Gran Cruzada del Buen Humor”, que en 1948 sería llevada al cine con el título “Cuidado con las imitaciones”.
Después se produciría la escisión del libretista y cinco de sus animadores principales, surgiendo “Los Cinco Grandes del Buen Humor”.
Sin embargo, Máximo Aguirre nunca se apartó del todo del humor periodístico, haciéndose tiempo para colaborar por lo menos, en publicaciones de la zona donde residía.
Aguirre ha dicho en distintas oportunidades que “se siente orgulloso como gauchista, y no pretende ser humorista”; sin embargo ha logrado conciliar ambas cosas, primero a través de “Los canejos del viejo Viscocho”, que publicaba en el periódico zonal “Noticiero Ituzaingó” y después mediante “Hormiga Violeta” que con ilustraciones de Pedro Seguí publicó en la revista “Humorón”.
Más allá del humor, los temas históricos siempre han atraído a Aguirre, lo que lo llevó a ironizar: “Mi afición a las cosas históricas es tan acendrada, que uso siempre los chistes viejos”.
Aguirre había nacido en Flores al sur, y era hijo de un resero de los Corrales Viejos, lo cual justificaría su gran pasión por los caballos criollos.

…10 de junio, hace 27 años: Fallecía Rodolfo Claro (Mico, Rene Foly) Nacido en Buenos Aires a comienzos del siglo XX, inició su labor periodística en 1923, haciendo sus “primeras armas” en “Páginas de Columba”, ingresando posteriormente como ayudante en “El Suplemento” y “La Novela Semanal”, donde en poco tiempo pasó a realizar ilustraciones y las portadas, muchas de ellas con espontáneo humor.
Luego actúa en las revistas “El Hogar”, “Mundo Argentino” y “Patoruzú”, donde a partir del Nº 3 se hace cargo de la historieta Ellos, realizándola en un estilo semihumorístico que después continuarían José L. Salinas y otros dibujantes.
Claro firmaba esa historieta con el seudónimo de René Foly, utilizando eventualmente los de Factotum y Mico para firmar otros dibujos, como algunos para la sección “Temas Porteños”.
Buscando documentación para sus ilustraciones, comenzó recorriendo la Argentina desde La Quiaca hasta Tierra del Fuego, haciendo otro tanto por países de América y Europa.
Rodolfo Claro también ha colaborado en “La Nación”; “Selecta”; “PBT”; “Caras y Caretas”; “Clarín”; “El Día”, de La Plata; “El Día”, de Montevideo, y en otros medios del Uruguay, Bolivia y Chile.
En sus comienzos realizó algunos trabajos publicitarios, abandonando luego esta especialidad.

…11 de junio, hace 77 años: Aparecía Mandrake, el mago (Mandrake the Magician, en su versión original). Creado por Lee Falk y con dibujos de Phil Davis, comenzó a publicarse en el “New York Journal American”, conociéndose en Buenos Aires 9 meses después, a través de la revista “El Tony”, a la que siguieron numerosas publicaciones. Cabe recordar que en el Magazine Multicolor de Aventuras de “Crítica”, se lo conoció con el nombre de Solimán el mago.

…11 de junio, hace 52 años: Aparecía “Cosquillas”. Este semanario “escrito por humoristas de primera risa” que se vendía a 3 pesos –“Más barato que un tomate”, según sus editores- era dirigido por Osvaldo Nicolás y la Secretaría de Redacción estaba a cargo de Julián Centeya. Entre sus redactores figuraban Jordán de la Cazuela, El Licenciado Vidriera, Carlos Schaefer Gallo, Ramón Gómez de la Serna, Roberto Gil, Francisco Cano Carreras, Mauricio Grinberg, Piolín de Macramé, César Tiempo, Mario Román de Flores, Vizconde de Lascano Tegui, Eliseo Montaine, Ernesto Bustamante, El Bachiller y Federico López Cruz –que lo hacía como redactor y dibujante-; los dibujantes eran Mazzone, Liotta, Borello, Pedro Seguí, Filip, Garaycochea, Siulnas, Héctor, Molas, Fantasio, Sarlo, Lubrin, Ferrero, Torino, Cilento, Helso, Rubens, Jorge Toro, Irañeta, Mariano, Peña Plata y Alfredo Olivera.
En el primer número se señaló entre otras cosas:
“Somos humoristas, lo que ya es decir: una cosa seria. Y quedamos en que no venimos a llenar nada. Ni a nadie. Sólo que, al viento de la mejor esperanza, remontamos hoy la tarasquita limpia y sana de ‘COSQUILLAS’. Ojalá no nos falte piolín”.
Pero faltó; “Cosquillas” no llegó al sexto número.

…12 de junio, hace 43 años: Aparecía “Tío Landrú”. Esta publicación de Editorial Primera Plana SRL apareció bajo la dirección de Landrú, presentándose como “La única revista que anda bien cuando las cosas andan mal”. El conocido dibujante intentaba por tercera vez hacer humor político durante el gobierno de Onganía, contando con la colaboración de sus colegas en el dibujo Herman, Vilar, Manucho, Faruk, Caloi, Irañeta, Basurto, Ceo, Brunetto (Lino Palacio), Werffeli, Aldo Rivero, Lembó, Selbor, Fantasio, Siulnas, Góngora, Kóper, Drácula, Fontanarrosa, Aranda, Gorla, Pratico, Félix, Suar, Pan Duro (Jorge Limura), Egmont, Brummel, Lombar, Fontana, Juan Dalera, Quinloles, Lovato, Maco, Caperoxipi y Lufrano, y de los humoristas redaccionales José Giribaldi, Armando Chulak, Hipólito Pi, Cerino, Acido Nítrico, Marcos Martínez, Aldo Cammarota. Gusano de Nailon, Lucho, Pericles, Gudiño Kiefer, Hózkra, Paquito Contreras, Castellano, Ecorfe, Filibabuscio Perengüile, Lawa, Caín Maldito Rombo, Anastasio Arlen y Daygon.
Entre las características gráficas de esta revista cabe destacar el recurso de la tapa continuando en la contratapa, donde se efectivizaba el chiste correspondiente sorprendiendo al lector con un remate de la situación distinto al que podía imaginar. Esta modalidad practicada con éxito por “Cascabel” más de veinte años atrás, se mantuvo con pocas excepciones hasta el Nº 47, en que Onganía aparece junto a un receptor de radio donde se anuncia “Tío Landrú no aparecerá más”; era cierto y en el editorial se explicaba por qué.

…13 de junio, hace 103 años: Nacía Néstor René González Fossat. Uno de los dibujantes más prolíficos surgidos en la década del 20 del siglo pasado, comenzó su carrera profesional tras enviar desde la localidad bonaerense de Azul –su ciudad natal- dibujos a una revista que lo premió con una libra esterlina. Entre los personajes más populares de González Fossat –que comenzó publicando Jimmy y su pupilo en “Páginas de Columba”- figura Calixto Campolargo, publicado durante muchos años en “Maribel”, siendo el último de una larga serie, Vagonio, publicado a partir de 1956 en “La Razón”.

…13 de junio hace 52 años: Fallecía Ramón Columba. Había nacido en Punilla (Córdoba) el 3 de diciembre de 1891, aunque ya sus estudios primarios le tocó hacerlos en una escuela de la Capital Federal, “aporteñándose” totalmente, como surge de la observación de sus apuntes rápidos ejecutados al carbón, pincel y aguada.
Columba fue retratista antes que caricaturista, provocando la admiración del pintor napolitano Eugenio Limarzi, que se desempeñaba como profesor de dibujo en los grados primarios. Entre los retratos más recordados de aquella primera etapa de su vida, figura el del Dr. Carlos Pellegrini.
Precisamente, por ser un retratista, Columba no aceptaba la creencia de muchos, de que “uno se presta para la caricatura cuando tiene nariz grande o chica, o los ojos abiertos o pequeños, o ‘dos dedos’ de frente, o el mentón entrado, o alguna desarmonía”.
“La caricatura no depende de la fealdad o la belleza”, afirmaba, “sino de que uno tenga ‘personalidad’, ‘particularismo’, ‘carácter’, algo que nos individualice. Encontrar ese ‘algo’ es el milagro de este arte de la caricatura”.
Antes de los tres tomos de “El Congreso que yo he visto”, que recogen sus observaciones como taquígrafo del Senado de la Nación entre 1907 y 1946, publicó entre otros: “Album de foot-ball”, con 250 caricaturas de deportistas, en 1916; “Album de la guerra”, en 1919; “Apuntes del debate” (caricaturas parlamentarias), en 1921; “Perfiles pacifistas” (apuntes de los asistentes a la Conferencia Interamericana de Consolidación de la Paz, presidida por el ex presidente de los Estados Unidos de Norteamérica F. D. Roosevelt), en 1936; y “Un debate en el Senado”, que apareció en 1942.
A partir de 1922, cuando inició “Páginas de Columba”, brindó su aval a todos los lápices noveles y publicó los primeros trabajos de Dante Quinterno, Divito, José Luis Salinas, González Fossat, Iribarren, Tabernig, Muñiz, Cotta, Linage y Valdivia.
Antes, en 1917, había ganado la calle Florida, donde se instalaron en varias esquinas unas pantallas de proyección luminosa que con el título “Pelele y Columba” pasaban noticias y caricaturas, las que hacía junto con el dibujante uruguayo Pedro Ángel Zavalla, conocido por su seudónimo de Pelele.
Ya en 1939, como aún no había televisión, comenzó a hacer caricaturas para el cine a través de “Sucesos Argentinos” que lo contó hasta 1946.
Desde 1911, en que publicara sus primeros trabajos en “Vida Moderna”, Ramón Columba no dejó de dibujar hasta 1959, año en que falleció, tres meses después de haberse terminado de imprimir su libro “Qué es la caricatura”.

…el 15 de junio hace 151 años: Aparecía “El Trueno”. Diario crítico que se presenta “con cejas arqueadas, pierna tendida, mano en la cadera, galera a la nuca con garbo, frac raído y embetunado, pantalón de ay de mí! Garrote de coscorrones y Dios te libre! Corbata de dogal, cara de hambre y tercianas, uñas negras, zapatos desvergonzados y pucho en la oreja”.
Recién a partir del tercer número incluye algunas caricaturas ilustrando los textos, aunque obviándose los nombres propios que se reemplazan por apodos tales como D. Plácido, D. Zopenco y otros.

…15 de junio hace 24 años: Fallecía Silvio Baldessari. Pintor, ilustrador, humorista y diagramador, ya allá por 1938, con sus jóvenes 22 años, entretenía a los chicos de entonces desde las páginas de la revista “Figuritas”, para la que realizaba la historieta Tiro; ya para entonces había colaborado en la hoy legendaria revista “Berretín”. Entre sus posteriores personajes se cuenta Horóscopo, que en 1957 publicó en la revista “Predicciones”.
Cultor del chiste mudo, en 1972, los reunió en un libro editado por Losada titulado “Sin blabla”

…15 de junio, hace 84 años: Nacía Hugo Pratt. Nacido en Rimini (Italia), cerca de Venecia a la que se trasladaría en 1943, tras diversas vicisitudes, Hugo Pratt arribó a la Argentina a los 23 años, contratado por Editorial Abril para colaborar en sus revistas de historietas, dibujando entre otros personajes, Ray Kitt y el Sargento Kirk, guionadas por Héctor Germán Oesterheld, en cuyas publicaciones sería uno de los dibujantes de Ernie Pike y Ticonderoga. Nuevamente en Europa, se abocó a la realización de Corto Maltés, el personaje con el que más se lo identifica en la actualidad.

…16 de junio, hace 28 años: Fallecía Alberto Pío Augusto Cognigni. Ampliamente conocido a partir de la publicación de “Hortensia” en 1971, Cognigni ha sido el primero en lograr que una revista lanzada desde el interior del país llegara a Buenos Aires compitiendo en pie de igualdad con las publicaciones capitalinas, impulsando de paso, el espìritu competitivo de colegas de otras provincias. Asimismo, desde las páginas de “Hortensia”, Cognigni ayudó a trasladar a Còrdoba el epicentro de los encuentros del humor y la historieta, que iniciados en 1972 con el Salón Internacional fueron el punto de partida de las posteriores Bienales en el Museo Genaro Pèrez.

…18 de junio, hace 91 años: Nacía Angel Aboy. La actividad humorística de Angel Aboy comenzó en noviembre de 1954, al llevarle Luis José Girerd, al hermano de Juan Luis Ribas, varios dibujos que este último publicó en “Pobre Diablo”.
Posteriormente, su colega Pedro Flores lo llevó a la Editorial Reipal presentándole a Jorge Palacio, quien aprobó sus trabajos y dispuso su publicación en “Loco Lindo”. Muy pronto publicó también en “Bomba H”, y finalmente, al necesitar la misma editorial un dibujante más para engrosar el plantel de “Avivato”, se le ofreció ese puesto.
Después vendrían los medios de otras editoriales, como “El Colegial”, “Tío Vivo”, “Tía Vicenta”, “Rico Tipo”, “Telecómicos”, “Patoruzú”, “Operación Ja-Já”, sucediéndose acertadas secciones como “De Pompeya al centro”; “De rabo de ojo”; “Microcine”; “Puntos de vista”; “De sobrepique”; “Cambalache”; “¿Con qué herramienta?”; “El reportaje con trampa” y por supuesto, la sección que le dio más popularidad: “Humor Negro”, permitiéndole popularizar igualmente uno de sus seudónimos: Drácula. Los otros seudónimos menos conocidos son: Roxan, Erik y Adrián, estos dos últimos utilizados solamente en humor escrito.
Entre sus personajes se cuenta el protagonista de la sección “Humor Negro”, identificado como Drácula al igual que su autor, Bochito, un niño superdotado, y Adrianita.

…18 de junio, hace 46 años: Fallecía Oscar Soldati. Caricaturista, pintor e ilustrador humorístico, en el diario “Crítica”, donde allá por 1914 tenía a su cargo la sección “La nota teatral del día”, solía firmar con un solcito escribiendo solamente DATI, en tanto años después en “Gran Guignol” –donde tenía a su cargo “La semana cómica”, a la vez que ilustraba los textos de Julián J. Bernat y recreaba gráficamente los rostros de los personajes del teatro populachero- firmó SOL. Colaboró también en “PBT”, “Caras y Caretas”, “Atlántida” y “Mundo Argentino”, entre otros medios, y fue director artístico en Editorial Haynes.

…20 de junio, hace 2 años: Fallecía Jaime Reyes Díaz. Fue tras su emigración a USA, un gran impulsor del dibujo animado argentino a partir de la instalación de un estudio de dibujos animados en su paìs de origen –era chaqueño- para realizar producciones de Hanna Barbera y otros famosos del país del norte.En la prensa norteamericana publicaba su personaje Aladdin, y de su breve actuación en la Argentina, allá por 1957, puedo citar Fatalino (un tipo pesimista) –una de cuyas tiras puede verse reproducida en la página 229 del segundo tomo de mi Historia del humor gràfico y escrito en la Argentina-, que publicaba en “Cocodrilo”, revista editada por Juan Luis Ribas y Eliseo Plana.Su estudio de dibujos animados en la Argentina abrió posibilidades laborales a muchos dibujantes argentinos, llegando algunos a compararlo en ese aspecto, con Quirino Cristiani, Juan Oliva, Dante Quinterno y Manuel García Ferré entre otros.

…22 de junio, hace 76 años: Aparecía “Ra-Ta-Plan”. Fue una de las revistas de historietas de Manuel Láinez, editorial que se abocó a este género de publicaciones desde los primeros años del siglo XX, a partir del legendario “Tit-Bits”. Aunque en “Ra-Ta-Plan” predominaban las historietas extranjeras, colaboraron varios dibujantes de actuación en la Argentina, entre ellos Alberto Breccia y su hermano Humberto.

…el 23 de junio, hace 156 años: Aparecía “La Bruja-Duende”. Presentándose como “periódico cáustico y satírico – Agri-dulce y joco-serio”, promete “Artículos de costumbres – Caricaturas – Biografías de hombres célebres – Novelas – Cuentos – Sainetes – Anécdotas – Verdades de Pedro Grullo – Epigramas – Unos, asunto de qué divertirse – Otros de qué enfadarse”. La portada inicial es por demás elocuente: un diablo “con largas uñas, tremendo rabo, y retorcidos cuernos” asusta a los representantes de los periódicos “La Crónica”, “L’Internacional”, “El Nacional”, “La Tribuna” y “La Cencerrada”.

…24 de junio, hace 2 años: Fallecía Andrés Cascioli. “argentino pero tano, de Avellaneda”, como él se definiera, habìa nacido en 1936 iniciando su actividad profesional en 1960, aunque no precisamente como caricaturista; comenzò dibujando historietas de guerra en publicaciones como “Casco de Acero”, “Maverick” y “Tucson”, desempeñando simultàneamente al poco tiempo, funciones de director. También por esa época participó en “Gente joven”.Posteriormente se dedicó de lleno a la publicidad, hasta que decidiò independizarse y con un grupo de amigos formaron una agencia. “Y asì surgió la primer revista, que fue Satiricón”.En “Satiricón” cuyo primer número apareció en noviembre de 1972, Andrés Cascioli figuraba como director estético y fue autor de algunas tapas controvertidas como la de “En boca abierta entran moscas”. Tras la clausura del mensuario, Cascioli edita el quincenario “Chaupinela”, mostrando a partir de la primera tapa una ductilidad propia del dibujante publicitario que había sido por varios años, hasta que en diciembre de 1975 reasume sus funciones de director gráfico, al reaparecer, aunque por poco tiempo, la revista “Satiricón”, cumpliendo idéntica tarea en mayo de 1976, al aparecer “El Ratòn de Occidente”, de la que se desvincula poco después.Dirige ese mismo año sin éxito, la revista de espectàculos “Perdón”; años después opinaría que su error “fue querer competir con una revista de espectàculo inteligente”. Codirigió “Rock Superstar” y finalmente, en junio de 1978 “sacó” “Hum®”, que según él “nació para mantener vivo, trabajando, a un grupo de gente inteligente que se quiere mucho entre sí”. A la sombra de “Hum®” nacerían “El Péndulo”, “Hurra”, “Hum® y Juegos” y “SuperHum®”, siempre bajo su dirección editorial.Entre las posteriores propuestas de Cascioli, figuró “Humi”, una revista para chicos, que formaba parte de un proyecto de “hacer algunas publicaciones no conflictivas para respirar tranquilo y para adaptarme un poco al país”, según se sincerara en un reportaje para el periódico “Comunicàndonos”, señalando su deseo de no vivir como marginado.Aunque la mayor parte de sus caricaturas las ha firmado con su nombre, Andrés Cascioli ha usado esporàdicamente los seudónimos de Andrew y Cas.

…25 de junio, hace 2 años: Fallecía Guillermo Guerrero. Había nacido en Buenos Aires el 26 de julio de 1923. Comenzó como ayudante de Lino Palacio, (cuyo primer pago conservó como una reliquia) con quien permaneció nueve años, pasando en julio de 1947 a la revista “Rico Tipo”, de Divito, quien llegaría a confiarle el cargo de jefe de dibujantes.Paralelamente a sus tareas como ayudante de los consagrados, Guerrero –que también ha utilizado los seudónimos de Warrior y Memo- desplegó una gran actividad como historietista, especialidad en que se inició a través del diario “La Razón”, donde aparecieron sucesivamente Villa Mosquete 1625, protagonizada por los mosqueteros Moscato, Oporto y Anís –que después publicaron “Tit Bits” y “Piantadino”-, Cuentos del Abuelo , y Leré Leré –un gitano andaluz publicado posteriormente en “Bichofeo”.Esta revista daría a conocer además, a Rubita –publicada también en “El Trencito”-, Tanguito y Langosta, y Ño Ciriaco –que en el diario “El Laborista” apareció con el nombre de Tatita.Por esa misma época, Guerrero crea a Remolino para “Tibor Gordon”, que luego, con el nombre de Mosca Kid, pasa sucesivamente a “Piantadino” y “Lúpin”; Riverito y Bocarín, para “Don Fulgencio” y “Campeón”; Los mellizos Pancho y Paco, que aparecen en “Popurrí”, y algún tiempo después, a Lagartija, que se publica en “Chicote”. Asimismo fue el continuador de Máximo Kapra y su ayudante Banana en “Antena”, sobre idea de Julio Korn, de 1951 a 1961.En cuanto a su personaje Lúpin… Para Guillermo Guerrero, volar era algo así como “el sueño del pibe”; entonces no es de extrañar que al presentársele la ocasión de ser socio del Aero Club, hiciera el curso para poder recibirse de piloto civil. Y voló; voló hasta que se casó. Si bien él no asociaría ambas circunstancias, ha admitido que a su esposa mucho no le gustaba que volara.Así fue como en octubre de 1959, al pedirle Mazzone una historieta para la revista “Capicúa”, Guerrero decidió crear un personaje que volara por él, un personaje con el que se sentía identificado a tal punto, que dibujó autocaricaturizándose (tomando como modelo la caricatura que a él le hiciera tiempo antes, su colega Abel Ianiro), naciendo “Lúpin”, el cual después daría título a una revista editada por el mismo Guerrero en sociedad con Hèctor Sídoli y con el malogrado Divito, que murió en un accidente automovilístico en 1969.

…27 de junio, hace 3 años: Fallecía Rogelio Ferreyra (Roge). Rogelio Ferreyra fue conocido como historietista a través de Atilio, un personaje que había publicado en 1975 en la revista “Media Suela” y al año siguiente comenzó a publicar en el diario “Hoy en la Noticia”. También creó Una familia tipo para la revista “Morisqueta” y alcanzó notoriedad desde el suplemento juvenil de “La Nación” con sus personajes Plic y Pluc, cuyas tiras en 1985 fueron compiladas en un libro de Ediciones Hamelin.

…27 de junio, hace 3 años: Fallecía Ricardo Violini Ricardo Violini ha sido el clásico dibujante de bajo perfil, pero intensamente laborioso. El auge de las revistas de historietas que empezara en los años 60 y se mantuviera por bastante tiempo, tuvo en él un representante imposible de obviar. Figuran en su haber personajes propios y ajenos- con guión y dibujos- como La Pantera Rosa, El Inspector, El Oso Hormiguero, etc. que le encomendaban editores que contaban con esos derechos en la Argentina. Entre otros personajes ha dibujado además, Trinquete el grumete, para “Piratón Kid”; Capitán Centuria, para “Soplete”; El Tucán, Astillita (el Pájaro Carpintero), y El Lagarto Juancho, cuyas aventuras completas dibujadas por él, se publicaban en revistas homónimas. Fue asimismo, dibujante y director de “Chapalino, un tipo divino”.

…29 de junio, hace 78 años: Comenzaba a publicarse “La Nota del día”. Más que una atracción en el conjunto de noticias de “La Gaceta” de Tucumán, esta sección con chistes de actualidad del dibujante Andrès Villá, era considerada por los tucumanos “el diario mismo”. Tras haberse publicado durante más de tres décadas, “La Nota del día” se interrumpió en octubre de 1966 a raíz del fallecimiento de su autor.

Siulnas