domingo, 1 de septiembre de 2013

A TODOS LOS COLEGAS QUE ESTÁN COLABORANDO PARA CONCRETAR EL DICCIONARIO ENCICLOPÉDICO DEL HUMOR GRÁFICO Y ESCRITO EN LA ARGENTINA, ENVIÁNDOME SUS PROPIOS DATOS Y AÚN LOS DE ALGUNOS DE SUS COLEGAS


A todos, quiero agradecerles el apoyo prestado a esta obra, que no es nada más ni nada menos que la confirmación de la importancia de esta profesión, a partir del aporte de cada uno de todos sus protagonistas del pasado y el presente.
Quisiera acusar recibo de cada envío de datos entablando un diálogo particular con cada colega, pero tengo que optar entre hacerlo u ordenar prontamente los datos recibidos para que el Diccionario quede completo en el menor tiempo posible. De lo que pueden estar seguros es de que todos los que me han enviado sus datos figurarán en el Diccionario por modesto o breve que haya sido su aporte al humor. Por supuesto, también figurarán los que no hayan hecho llegar sus datos por distintos motivos, si de alguna manera he podido obtenerlos.
También quiero informarles a todos aquellos cuyo nombre empezó a conocerse a partir de 1986 y hasta el día de hoy, que en su mayoría (por supuesto, en el Diccionario será en su totalidad) figurarán –lo mismo que sus personajes- en el Apéndice que he agregado a la reimpresión facsimilar de los tomos I y II de mi Historia del Humor gráfico y escrito en la Argentina, que la Editorial Docencia ha incluido en su colección Biblioteca Testimonial del Bicentenario y aparecerá en los próximos meses.
Se concretará así mi idea original de que en algún momento pudieran ser consultados simultáneamente la Historia y el Diccionario del Humor.
Y si bien la Historia del Humor permaneció agotada durante muchos años, ahora su oportuna reimpresión con el agregado del Apéndice constituirá asimismo un alerta, para que si un profesional del humor (dibujante, redactor o guionista) no alcanzó a ser incluido en ese Apéndice, a partir de esa comprobación se asegure la inclusión en el Diccionario enciclopédico ilustrado del humor gráfico y escrito en la Argentina, lo cual no es una concesión, sino un verdadero derecho adquirido.
Oscar Vázquez Lucio (Siulnas)