domingo, 14 de septiembre de 2008

El Eternauta o Patoruzú, no… El Eternauta, Patoruzú y todos los demás



Visitando el blog de Maganás, me enteré de la polémica desatada a raíz del motivo de la elección del Día de la Historieta, polémica que no se hubiera desatado si se hubiera dado la feliz coincidencia de que Patoruzú hubiera aparecido por primera vez el 4 de setiembre de 1928, en vez de hacerlo el 19 de octubre: como la coincidencia del día de nacimiento –aunque en años diferentes– de Carlos Gardel y Julio De Caro, que le inspiró a Ben Molar el uso de esa fecha para instaurar el Día del Tango. De todos modos, el Tango involucra a todos los que lo cultivaron y cultivan, y con la Historieta ocurre otro tanto; a pesar de que –como lo señalé en una nota– EL ETERNAUTA DEJO SIN ETERNIDAD A LOS PERSONAJES QUE LO PRECEDIERON. Si visitan mi otro blog –http://siulnaszapping.multiply.com– verán cuántos personajes a los que se les birló la eternidad, fluyeron de mis recuerdos al referirme al DIA DE LA HISTORIETA. Efectivamente, el Día de algo, es menos determinativo que el Día de alguien; los seguidores de PATORUZU pensarán en este personaje y no en EL ETERNAUTA cada vez que llegue el Día de la Historieta, en tanto los seguidores de Osvaldo Pugliese, Juan D’Arienzo, Roberto Goyeneche o Edmundo Rivero pensarán en su ídolo favorito cada vez que llegue el Día del Tango. Distinto sería si se quisiera instaurar el Día del Prócer; ¿qué fecha se elegiría? ¿el 20 de junio?… ¿el 17 de agosto?… ¿el 11 de setiembre?…

Es innegable que el mojón varía conforme se suceden las generaciones, dicho esto sin el menor atisbo de desvalorización de los parámetros de las anteriores y las posteriores. Decir historieta es algo más que decir EL ETERNAUTA o PATORUZU; también es decir Viruta y Chicharrón; Sarrasqueta; Don Tallarín y Doña Tortuga; Don Salamito y Doña Gaviota; Smith y Churrasco; Aniceto Cascarrabias;El Negro Raúl; El Explorador Interplanetario, Von Esel, el hombre más tonto del mundo; Tijereta; El L.C. Timoteo y el pesquisa Doroteo; Don Pancho Talero; Anacleto y Papamoski; Jimmy y su pupilo; Aventuras de Pepita; Firulete y Retacón; Andanzas de Juancito Pato Tero; La familia de Don Sofanor; Página del Dólar; Panitruco; Don Fermín; Manolo Quaranta; Cebollita y Azucena; Coquita la bataclana; Sofanor Villalba (a) Hollín y su mula Catalina; Don Gil Contento… TODOS ELLOS ANTECESORES DE PATORUZU; y a partir de él, y HASTA EL ETERNAUTA: Otto y Erich; Los éxitos de Pepe Antenita; Aventuras de Prudencio Parabrisa, automovilista infortunado; Pantaleón Carmona; Julián de Montepío; Nenucho; Tarantelli y Peteneras; Rulito el gato atorrante; Ramona; El Pecoso y su pandilla; La señorita Pilar delira por manejar; El burro y el comisario; La barra de Candelario; Pajarito; Bolita; Corchito y Cía.; Aventuras de Don Juan el Zorro y del gato cuatrero; El Tonto de capirote; Don Sandalio; Blanca Nieve y Pío Pío; Don Serapio Corrales; Pololo; Carocito; Pulgarín; El doctor Ciruela; El gaucho Atilano; El Nuevo Rico; El tío Migajas y Lucerito; Maneco; Don Cirilo Blanco; Barrilete; Trompito y su barra; Goyito; Las andanzas de Chancleta; Aserrín y Pan Rallado; Calixto Campolargo; Pitorro y Pipo Pitorro; Garúa; Palito el fotógrafo; Vago Vaghini y Cía.; Pichín el Grande; Pepe Faroles; Kid Tortazo; Don Juan Porteño; El gato Crispín; Diabluras de Pipo y Pupi; El profesor Papafrita; Alelí; Juan Botas; Don Casifrundo; Max y Tin; Tancredo; La Pluma Cucharita; Aventuras del gauchito Torteleche; Por los estudios de Ruiz Vividor; Betún; Jo Jo los alegres detectives; Lauchita y su barra; El fantasma Benito; Payuca, cabo conscripto; La rana Charquito; Rayito y Clavelina; Leopolo y Tachuela; Don Nicola; Gumersindo; Paragüita el inventor del trabajo; El Marqués de Puerto Nuevo; Don Mamerto, detective; Don Plácido; Don Chispita; Don Mateo; El loco Pirilo; Tío Juan; Pochita; Carpincho; Lechuga; Don Fulgencio; Esculapio Sandoval, reporter sensacional; Tachuela; El otro yo del doctor Merengue; Así son los Ramachuza; Nora y su peor es nada; Cerdita; Don Simón y su hobby; Serapio; El gnomo Pimentón; Piolín; Pepe Boleto; Tutú y su pandilla; Rancagua; Tiro; El fabricante de campeones; Trompita; Cachilo aviador; Las aventuras de Pepe Bujía y su ayudante Cometa; Silvestre; Tadeo el violinista; Don Alfonso; Don Lactancio; Mi sobrino Capicúa; Pepe el pistolero; Bu-bú; Carne y Uña; Pelopincho y Cachirula; La vaca Aurora; Ñangapirí; Don Cleptómano; Ñandusa; Rabito y Nicolita; Nasuncito; Nemesio; Bómbolo; Archibaldo; Villa Mosquete; Virola; Bienporteño; En cada puerto una bronca; El “comesario” Escopeta; El doctor Bubby; El ñato Agrelo; El mago Truco y su ayudante Retruco; Cucharita; El gallito Sofanor; Nisistrato o el arte no muere; Tito el lungo; Don Urbano; El gaucho Aquilino; Locos de contento; Basilio; Tino y Tono; Tric y Trake; Oscar dientes de leche; El caballito Pony; Agapito, el león; Don Yacumín; Friyoa y Panqueque; Potrero Fútbol Club; Tinita y Barrilito; Los 3 Ases; Raco el extra; Pica Pica y Rabieta; Cuentos del Abuelo; Profesor Galerini; Piantadino; Barquinazo; Julieta la que no encontraba a su Romeo; Mariquita Terremoto; La familia Narigueta; El profesor Barbeta; El penado Pipiarulo; Barrilito; Adefesio y Policarpio; Chasirete y Dagoberto; Don Retorta y Ramunciñu; El buzo Chapaleo; Cristóbal; Mojarrita el marinero mentiroso; Zenón; El gaucho Juan Pereyra; Rafucho; Kinotito; Rita; Chu-Man-Fú; Jacinto Piesfelices; Ocalito y Tumbita; Don Lucas, un hombre sensible; Chicato; Don Nicéforo; Leré-Leré; Sempronio; Sofanor; Boqui; Rigoberto, Vivonet; Don Funes; Guardabarros, un secante; El profesor Mifistófeles; Querubino y Satanás; El profesor Palanganópeles; Gurito; Los hermanos Abrojo; Rubita; El detective Buscapié y su ayudante Salustiano; Abrojo; Pura Pinta; Aventuras de Isabelita y Chichito; Don Zenón el distraído; Barra Brava; Aventuras de Cinco y Celita; Don Tacañino; Tatalo busca una estrella; El cocinero y su sombra; Nicanora; Balazo Gomina; Pitín; El señor Bang!; Fúlmine; Ño Ciriaco; Pepino y Melón; Panchito y Lorenzo; Tóxico y Biberón; Trencita; Pepe Monti; Froilán; Yo lo arreglo; Buenaventura el suicida; Mosca Kid; Linyerio, vago aristócrata; Pabiño; Melitón; Mosquete y Trabuco; Simoncito; Tanguito y Langosta; Billy y Roky; Pascualito el panadero; Los dos profesores; Soplete; Atomito; Ausencio; Riverito y Nocarín; Silvina y Graciela; Goruta y Picota detectives de ocasión; Agapito y su sombra; Patiño; Amarrotto; Don Tacañino; Marmolín; Bólido, Cara de Angel; Ventajita; Arbolendo; Mangucho y Meneca; Mónico; El gaucho Malambo; Catapato; Las andanzas de Silvestre; Los mellizos Bigo y Telli; Puro Pucho; Pancho y Juancho; Canta Claro; Carboncito, detective; Cruz Payanca. Matrero y pallador, Tocata, Topinez; Porteñón; Retranca; Pomponio; Lonjilonja; Valentino; Tabuí; Luzbelito; Avivato; Lonka; Naufrasio; Diógenes el curandero; Timberio; Sangre de Horchata; Pan de Dios; Algodín; Desiderio; Pajarote; Colonio; Cortina Metálica; Don Oligarca; Don Sanguijuelo; Calcetino; El espía Felipe´Audacio; Los mellizos Pancho y Paco; Margarita; Polvorita; Dis locos sueltos; Agallita; Perdiguero y Mojarrito; Sonástico; Felipe, un hombre de recursos; Don Esculapio; ; Don Piernucho; Micro y Bito; Elástiquez; Don Grapini; El perrito Pistola; El falso duque Bobadilla; Tridente, un diablito sin suerte; Aventuras de Mojarrita, el pescadito rioplatense; Frank Buesa; Yu-Yi-To; Tanguito, un auténtico muchacho porteño; Pancracio; Trabuco y Trinquete; Don Pitazo; Cándido; Fallutelli; Purapinta; Doña Tremebunda; Medio Litro; Famulato; Locomóbile;Mi tío Robinato; Amapola; Malvinito; En lo de Gutiérrez Boni; Paga Poco; Hondazo y Cañonazo; Floripondio, un honrado ladrón; Tarrino; Don Solazo; Máximo Kapra y su ayudante Banana; Montearrudo; Radiofilo; Oscar Tucho y PepeJerrey; El señor Amadeo; Vista Brava; Salvador; Malagamba; Pochita Morfoni; Charabón; Super Cartón; Desventuras de los hermanos siameses; Don Otto; Telésforo; Macoco, flor de porteño; Envidio; Egoísto; Querubino; Napoleonito; Complejito; Radiolito; Cota (la señorita Idilio); El Abuelo; Allegretto; Ping-Pong; Fogonazo (fotógrafo de 6ª); Contraviento, Galerita; Picho de la Federal; Abrojo y Espinillo; Mudini; Hormiga Verde; Las aventuras de Muchi y Poquy; Tabaquini; Pi-Pío…

No creo que un solo visitante de este blog se haya detenido a leer esta extensa nómina a la que sin embargo, le siguen faltando nombres. Figuran en ella historietas con variada suerte, que no siempre ha dependido de la mayor o menor capacidad historietística de los autores; muchas veces también ha tenido que ver la trascendencia de los medios gráficos a que los historietistas tuvieron acceso. De todos modos figuran en la lista, PERSONAJES DE HISTORIETISTAS CON TRAYECTORIA MUY RECONOCIDA, como Roberto Battaglia, Oscar Blotta, Alberto Breccia, Calé (Alejandro del Prado), Fernando R. Cao, Carlos Clemen, Federico N. Daloisio, Luis Destuet, Guillermo Divito, Felipe Dobal, Jorge Elena, Fantasio (Juan Gálvez Elorza), Eduardo Ferro, Pedro Flores, Arnoldo Franchioni (Francho), Toño Gallo, Roberto Gigante, Carlos L. Gómez (Goz), Guillermo Guerrero, Onofre Guratti, Héctor Rodríguez, Abel Ianiro, Eduardo Linage, Carlos A. Linares Quintana, José Liotta, Germinal Lubrano, Rosario Marino, Rafael Martínez, Manuel Martínez Parma, Adolfo Mazzone, Mirco (Domimgo Mirco Repetto), Domingo Pace, Jorge Palacio (Faruk), Lino Palacio, Arístides Rechain, Pedro Seguí, Héctor L. Torino, Vidal Dávila, Domingo Villafañe, y por supuesto, DANTE QUINTERNO, por mencionr algunos de los más conspicuos, sin olvidar a MANUEL REDONDO, autor del primer personaje de historieta argentino, SARRASQUETA, cuyo derecho de primogénito a que el día de su debut en “Caras y Caretas”, 1ª época, se eligiera como Día de la Historieta tampoco puede negarse.

El DIA DE LA HISTORIETA debe unir a todos los historietistas, no enfrentarlos. Este tema es como la nacionalidad de Carlos Gardel; no importa si es francés, uruguayo o argentino, importa cómo canta. Es obvio que ningún ETERNAUTISTA podrá prohibirle a un PATORUZISTA celebrar como propio el Día de la Historieta, cualquiera fuera la fecha elegida. Es más, PATORUZU y EL ETERNAUTA se darían la mano y se desearían lo mejor recíprocamente en su Día, el Día de los dos, el Día de todos los demás personajes. Y afirmo esto con total convicción, plenamente compenetrado del noble espíritu del indio, que a través de su historieta me ha enseñado desde que tuve uso de razón, a desechar actitudes mezquinas luciendo la humildad de los grandes. Y yo sí me puedo definir como Patoruzista; recién había cumplido tres años cuando apareció la revista “PATORUZU”, que mis padres compraron desde el primer número. Aún no sabía leer e ignoro si ellos me leían el argumento en forma fidedigna, pero tengo muy presentes aquellos dibujos que incidieron posteriormente en mi propia formación: el Toba monstruo, Ben Turquín, el pirata Garfio, el Gran Duque de la Mancha, Jonas y la ballena, Gastón, el Hombre de las mil caras, el “Florista”, el Hombre sin piernas, Boris y Brutus, X-215, Bombón…

Y digo yo: ¿por qué en vez de seguir polemizando sobre el Día de la Historieta, no se empieza a promover la instauración del DIA DEL HUMOR GRAFICO o algo parecido que involucre especialmente a Patoruzú?… Porque Patoruzú no es solamente un personaje de historieta, también es el que da nombre a la revista que con 250.000 ejemplares semanales marcó con su estilo parte de los años 30 hasta los 70, a través del humor gráfico de dibujantes como Eduardo Ferro, Oscar Blotta, León Poch, el dúctil José Luis Salinas, Raúl Roux, Eduardo Muñiz, Rodolfo Claro, Divito, Adolfo Mazzone, Germinal Lubrano, Onofre Guratti, Roberto Bonetto, Alcides Gubellini, Roberto Battaglia, Pedro Seguì, Toño Gallo, Mirco Repetto, Gustavo Goldschmidt, Ermete Meliante, Rafael Martìnez, Juan Angel Sagrera, Lorenzo Molas, Victoriano Martín, Andrino, Camblor, José Liotta, y unos cuantos más... A ponerse las pilas (como dicen ahora) y trabajar en positivo, respetando los puntos de vista que no coincidan con los propios.

Después de todo, el Día de la Historieta es, en realidad, los 365 días del año. Y eso es lo que tenemos que defender, y devolver para las historietas, si fuera posible, aquel apogeo cuando cada día de la semana tenía su magia para los seguidores del género, a través de las historietas que se publicaban en “Billiken”, “Tit-Bits”, “El Purrete”, “Pololo”, “El Tony”, “Barriletee”, “Mustafá”, “El Gorrión”, “Magazine de Crítica”, “Patoruzú”, “Bolita”, “Ra-ta-plán”, “Pif-Paf”, “Figuritas”, “Historietas”, “Fenómeno”, “Espinaca”, “Pandilla”, “Bichofeo”, “El Pato Donald”, “Aventuras”, “Patoruzito”, “Intervalo”, “Pimpinela”, “Salgari”, “Peter Pan”, “Polvorín”, “Misterix”, “Rayo Rojo”, “Gatito”, “Frontera”, “Hora Cero”, y tantas otras revistas de, o con historietas… ¿Será posible?… Viendo el renovado impulso que dan al género las nuevas generaciones y grupos organizados como el de Banda Dibujada, creo que se avecina un nuevo período de esplendor para la Historieta Argentina, como el que hace ya muchos años llevó a reflexionar al escritor y periodista argentino Nicolás Olivari:

“Son innumerables esas personas que, en las historietas, prosiguen su actuación de regocijo y se nos familiarizan al punto tal que casi nos entran ganas de preguntarles, muy en serio, cuál es el secreto de su longevidad sin deterioros.

“Lo notable sigue siendo en el curso de esas existencias inmortales, la amistad sin soborno que guardan con los fieles lectores. En las admirables historietas, nacionales o extranjeras, que leemos en los periódicos, los encontramos frescos y pimpantes día a día, y lo cierto del caso es que día a día, echando un vistazo al siempre desolador panorama de la actualidad mundial de la primera página, nos deslizamos cautelosos pero fieles, a la página en donde ha quedado el suspenso de la tira en series o de la nueva aventura del personaje que es nuestro particular amigo. En donde encontramos olvido para temores o suspensos para angustias. Rueda el mundo, se complican las cosas, se presentan situaciones de callejones sin salida, pero en la historieta el personaje nos hace sonreír, nos alcanza su ingenua nota de sabiduría popular y hasta nos encaja su adarme de filosofía positivista o, por lo menos, impregnada de un sutil humorismo optimista…” (siulnas)

3 comentarios:

fabio blanco dijo...

Qué buen árbitro es usted, Siulnas. Personalmente, suelo recordar a Crist, que contaba que el 4 de septiembre de 1957 se quedó fascinado coen el dibujo de Pratt en la Hora Cero Semanal y decidió ser dibujante. Para mí hay días en la historia que son como puertas a lo que somos y a lo que pudimos ser. Pero sí, es como lo dice usted, uno festeja el día del tango o la historieta disfrutando los ejemplos que más cercanos están a su corazón.Así como el Día del Amigo, uno prefiere estar con sus amigos, tan sencillo como eso.

un abrazo, grande.
Fabio

Siulnas dijo...

Amigo Fabio: Me parece inobjetable su apreciación sobre las "puertas". Y lo felicito por su especial captación de mi punto de vista.
Todos tenemos nuestros porqués que no necesariamente deben coincidir con los de los otros, lo cual no quiere decir que no todos sean igualmente respetables. "Tan sencillo como eso", como usted bien dice.
Un abrazo
Siulnas

P.D.: Disculpe la demora en mi respuesta; no es mi estilo, pero a veces pasa.

珊珊李 dijo...

成人影城,成人網站,18成人,成人影片,聊天室,ut聊天室,尋夢園聊天室,18成人,成人網站,成人影片,ut聊天室,聊天室,尋夢園聊天室,a片,微風成人,a片,A片,成人影城,聊天室,尋夢園聊天室,A片,成人網站,18成人,成人影片,微風成人區,a片,成人網站,18成人,微風成人,ut聊天室,聊天室,尋夢園聊天室,A片,成人影城,成人網站,18成人,成人影片,聊天室,ut聊天室,A片,成人影城,成人網站,18成人,成人影片,聊天室,尋夢園聊天室,a片,聊天室,尋夢園聊天室,ut聊天室,A片,成人影城,成人網站,成人影城,a片,A片,A片,成人影城,成人網站,18成人,成人影片,微風成人,聊天室,尋夢園聊天室,ut聊天室,成人影城,成人網站,18成人,微風成人,聊天室,尋夢園聊天室,ut聊天室,成人網站,成人影片,微風成人,聊天室,ut聊天室,a片,A片,成人影城,a片