miércoles, 6 de junio de 2012

REFLEXIONES A PROPÓSITO DEL DÍA DE CUÁL PERIODISTA



Epígrafe del dibujo: Buscando cómo ilustrar este artículo, lo más representativo que hallé es la aguda observación publicada hace algunos días en el Blog de Descamisada. La inclusión de la figura de Moreno junto a ese dibujo puede parecer un sarcasmo, y en cierta forma lo es, pero para nosotros, los que toda la vida hemos valorado nuestra profesión de periodistas.
 

En el Día del Periodista que hoy cabe preguntarse si actualmente se justifica festejar, no puedo dejar de recordar -ojalá la mayoría las recordaran y algunos directamente empezaran por conocerlas- las Reflexiones de Mariano Moreno en La Gaceta de Buenos Aires, hace poco más de 200 años:
"Si los pueblos no se ilustran, si no se vulgarizan sus derechos, si cada hombre no conoce lo que vale, lo que puede y lo que se le debe, será tal vez nuestra suerte mudar de tiranos, sin destruir la tiranía.
"Temblemos con la memoria de aquellos pueblos que por el mal uso de su naciente libertad, no merecieron conservarla muchos instantes"…

Decía Macaulay que "la única historia veraz de un país reside en sus periódicos", lo cual no quiere decir que los periodistas trasmitan la verdad absoluta, ya que muchos anteponen su apasionamiento o su militancia política, o lo que es peor, intereses espúreos a toda otra consideración: son los que Ernesto Morales llamó en 1938 "guerrilleros literarios" y describió señalando que "al estudio que supone todo análisis de la crítica, el guerrillero literario lo sustituye con la improvisación".
Mucho se ha hablado y se sigue hablando de libertad de prensa y de independencia de opinión de los periodistas, pero ¿de qué periodistas? Porque los únicos periodistas -o empresarios así llamados- que gozan de libertad de prensa y de "independencia" de opinión, son los empleadores de periodistas cuya independencia de opinión es tamizada o anulada, de modo que callan lo que no se atreven a decir, o no les conviene decir, o les pagan para que no digan, silencio que compensan mintiendo por encargo, con propósitos destituyentes, ya sin temor ni vergüenza, lo que les conviene decir porque les pagan para que lo digan y los echan si no lo dicen; aunque a veces, algunos pueden ser usados como idiotas útiles, como pasó con los caricaturistas que en 1966 fuimos inducidos, evaluándolo como una simple humorada, al juego de militares y gremialistas golpistas que buscaban ejercer una acción corrosiva en la mente de los lectores con la simbiosis de la tortuga y el ex presidente Illia.

En mayo de 1874, "la víspera de descender a la vida privada", el presidente Domingo Faustino Sarmiento, no ocultó su desagrado ante los abusos de la prensa, al referirse a ellos al abrir las sesiones del Congreso Argentino:
"…Entre las libertades que aspiraban a conquistar los energúmenos de la Comuna de París, era una la 'prensa irresponsable'; y aunque no permitieron a sus contrarios esa libertad una hora siquiera, ignoraban que en la República Argentina se halla establecida de hecho, proclamando la  revolución sin recato alguno, inventando las calumnias más atroces contra los altos funcionarios públicos, esparciendo noticias falsas en momento de peligro, patrocinando la resistencia a las autoridades constituidas, excitando contra ellas el desprecio o el odio, y abogando por los rebeldes en armas, declarados tales por el Congreso.
"Cuando París fue incendiado a petróleo, destruidos los monumentos y saqueados los archivos, una vez pasado el espanto que aquellos crímenes causaron, se recordó que esta orgía era una parodia de ideas y de hechos que habían ocurrido en 1793; pero se recordó también que la población de París había estado durante un año aplaudiendo los desmanes de los diarios que aconsejaban repetir aquellos excesos, o recordaban con elogio las violencias de fines del siglo pasado que ya parecían olvidadas. París era, pues, cómplice del desastre que más tarde y como consecuencia inevitable le alcanzó, cuando los dichos se convirtieron en hechos, y las muchedumbres extraviadas, sin excluir a las mujeres, se lanzaron a ejecutar lo que les pintaban como santo y eficaz.
"Nuestra Constitución prohibe al Congreso restringir la libertad de imprenta. Pero esta libertad no está como ninguna otra libertad humana, en oposición y fuera de los límites de las leyes, de manera que todo lo que condenan las leyes ordinarias, no entra en la libertad de imprenta, que no es restringida en los casos en que las leyes restringen y condenan acciones o palabras.
"Nosotros no hemos inventado la lengua que hablamos, ni creado la libertad de la prensa, de manera que por libertad de imprenta hemos de entender y practicar lo que entienden y practican todas las naciones de la tierra que usan aquellas palabras o tienen aquella libertad.
"La libertad de imprenta en Inglaterra, Estados Unidos, Francia, etc., no significa la irresponsabilidad de la palabra en los casos en que las leyes positivas las declaran y castigan como criminales. En Inglaterra y Estados Unidos no hay ley especial de imprenta considerando suficientes las que castigan al libelo; y en Francia la supresión del diario es una de las penas de los delitos de la prensa, hoy en la República no en el Imperio. ¿Dónde, pues, existe el derecho de proclamar impunemente la revuelta, el motín, la sedición, que las leyes ordinarias castigan?"

Ya en 1934, Alberto Palcos recomendaba seguir a los periódicos "con alerta espíritu crítico y destilar de su fondo la partícula áurea de la verdad"; pero ¿cuántos lectores de periódicos en la Argentina y en cualquier parte del mundo están capacitados intelectualmente para seguir esa recomendación?
¿Cuántos lectores, oyentes o televidentes de los medios informativos monopólicos siguen lo que leen u oyen "con alerta espíritu crítico"? ¿Cuántos procuran "destilar de su fondo la partícula áurea de la verdad"?
¿Cuántos de los que leen u oyen críticas calumniosas al Poder Ejecutivo, han tomado conciencia que esos medios "desinformativos" les están ocultando, a través de la tergiversación de la verdad, que ellos son parte del verdadero Poder que ahora está en la vereda de enfrente del Gobierno al que tienen el desparpajo de llamar tirano?
Hoy, 7 de junio de 2012, las palabras ya bicentenarias de Moreno, adquieren un matiz dramático:
"Temblemos con la memoria de aquellos pueblos que por el mal uso de su naciente libertad, no merecieron conservarla muchos instantes"…
Feliz día a los periodistas que a pesar de todas las vicisitudes, aún trabajan para que el pueblo se ilustre, para vulgarizar sus derechos, para que cada hombre y cada mujer conozca lo que vale, lo que puede y lo que se le debe…
Oscar E. Vázquez Lucio