viernes, 24 de abril de 2009

El Perro Mundo llora…




Este viernes 24 de abril, el colega y amigo Gerardo Canelo, fiel a su vocación de servicio (él fue quien en 1983 me puso en contacto con Manuel Alejandro Martínez Parma, un nombre muy importante para mi Historia del humor gráfico y escrito en la Argentina), me comunicó por mail el fallecimiento de José Miguel Heredia, a quien conocí la primera vez que concurrió al diario “Crítica”, acompañado por su padre, a poco de llegar de su pueblo natal.
Nacido en Pergamino, Pcia. de Buenos Aires, el 30 de abril de 1933, José Miguel Heredia incursionó por primera vez en periodismo cuando aún no había cumplido catorce años, a través de “La Opinión”, un periódico bonaerense.
En la década del 50 viaja a la Capital Federal sin una idea muy precisa de lo que quiere hacer y cómo encauzará su vocación periodística. Y pasa largas horas de muchas mañanas en la sección Dibujantes del diario “Crítica” –en el que colaborará años después–; es sólo un visitante, pero al haber trabado conocimiento con algunos de los que trabajan allí, le resulta fácil el acceso.
Así recorre los tableros de dibujo de Lorenzo Molas, Héctor (Rodriguez) y Pascual Güida para verlos trabajar, lo cual debido a su persistencia, no le acarrea siempre miradas de simpatía, pero él parece no darse cuenta o no preocuparse por ello. Su meta es asimilar técnicas y estilos, para lograr su propia profesionalización.
Cultiva paralelamente el dibujo serio y el humorístico, con el que logra incursionar primeramente en “Bomba H” y en “Loco Lindo”.
Surgen luego algunos personajes: Balín de Chicago, en “Cariseca”; Doctor Vudú, en “Piantadino”; Rocky, en “TV Guía”; Cow-boy Aguila, para Ediciones Torino; y Sexton Bleque, que aparece entre otras en “El Pequeño Trovador”, a la vez que su autor colabora en “Afanancio”, “Rico Tipo” y “Billiken”.
Paralelamente realiza su propia experiencia editorial con la revista “TV en broma”, que aparece en 1961.
Pero lo que realmente le dará notoriedad como humorista es su tira Perro Mundo, que se publica en el diario “La Nación” a partir de 1966, valiéndole entre otras cosas, un Diploma de Honor de la Sociedad Argentina Protectora de los Animales.
Muchos de los concurrentes al bar ubicado en la calle Lavalle entre Libertad y Cerrito han tenido oportunidad de ver anticipadamente cada tira a publicarse, debido al hábito de su autor de realizarla poco antes de entregarla al diario, utilizando como mesa de dibujo la del bar, y volcando además sobre la misma un poco de vino para preparar la témpera blanca con que retoca cualquier imperfección de la línea.
Heredia también ha colaborado en “Satiricón”; “Croniquita”, y “Caras y Caretas” (3ª época), en esta última con humor escrito. (siulnas)