miércoles, 13 de julio de 2011

LUIS ZORZ, PERSONALIDAD DESTACADA DE LA CULTURA

Me informa Fernando Finvarb que el maestro fileteador Luis Zorz, fué elegido como "Personalidad Destacada de la Cultura" por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. El acto se realizará el próximo miércoles 20 de julio (Día del Amigo) a las 19 hs. en la Galería de Arte El Tunel, sita en la calle Raúl Scalabrini Ortiz 573/5, en la Ciudad de Buenos Aires, Barrio de Villa Crespo.
Es posible que muchos no conozcan a Luis Zorz; es mucho menos probable que alguien no haya tenido ocasión de ver aún alguno de sus famosos fileteados.
Hace 4 años, cuando la Cofradía de la Orden del Lengue (la singular institución creada por el escultor boedense Francisco Reyes en 1977) le entregó su distinción anual, el “Lengue 2007”, el Decano de sus miembros, Aníbal Lomba, hizo una presentación de Zorz, que me parece inmejorable para que todos los visitantes de este blog, que seguramente han visto notables fileteados del Maestro, sepan ahora algo más de su autor.

LUIS ZORZ
La historia personal de Luis Zorz nos lleva a un inmigrante italiano, Antonio Luis Zorz, su padre, llegando desde el Veneto a nuestras costas en 1924, cargado de ilusiones, dejando en su lejana tierra a su joven esposa llevando ya en su vientre el fruto del amor. Carpintero, ebanista, oficio de la época sumamente apreciado, Antonio logra de inmediato volcarse al mercado de trabajo y pocos meses después cumple su anhelado sueño: reunirse con su esposa y Josefina, su pequeña hija. 1926 encuentra ya a la familia viviendo en la ex calle Lobos, Gregorio de Laferrere desde 1939, en el barrio de Flores. La familia se amplia con la llegada de los primeros descendientes argentinos, entre ellos Luis. La familia vive entonces en el Pasaje Vinchina, en Flores sur. La escolaridad primaria encuentra a Luis en la escuela Nº 16 del DE 11, en la calle Junta (hoy Primera Junta) y José Martí. Los tiempos eran distintos y en su hogar se le permite salir a caminar todas las tardes, y allí iba Luis, con su valijín de madera donde guardaba sus útiles escolares, cuidadosamente hecho por su padre, a recorrer las calles del barrio. Así un día, teniendo solo 12 años, su curiosidad lo lleva a entrar en un local de la firma Lois Hnos. en Av. La Plata y San Juan, donde en uno de los sectores se encontraba un hombre pintando letras. Con él inició una corta conversación que fue el comienzo, a pesar de la diferencia de edades, de una posterior relación de camaradería. Se trataba del luego célebre León Untroib, que había llegado de su Polonia natal diez o doce años antes.León, con el tiempo, se convirtió en su maestro y fue quién le suministró a Luis los primeros datos sobre corralones y propietarios de chatas y camiones, permitiéndole también ayudar en pequeños retoques. Otro de sus maestros fue Alfonso Rabenna, reconocido letrista, con quién colaboró en forma independiente durante muchos años. Con él solían pintar las carteleras de los cines del centro. En esa época comenzó a concurrir al café El Aguila, donde conoció y trató a personalidades tales como Roberto Tálice, José Barcia, José Gobello, César Tiempo, etc. Casado en 1961 con María Agati es padre de dos hijos, Sergio y Mónica y abuela de Alan y Nadia; ninguno de ellos heredó las cualidades artísticas de Luis Zorz. Recibió la Orden del Tornillo de manos de Quinquela Martín, la Orden del Porteño, de la Asociación Gardeliana, la Orden del Buzón, del Museo Manoblanca y la Medalla de Plata, como Amigo de la Academia Porteña del Lunfardo. En diciembre de 2005 la Subsecretaría de Patrimonio Cultural del G.C.B.A. lo reconoció Artífice del Patrimonio Porteño “por su constante aporte y enriquecimiento al patrimonio cultural de Buenos Aires, (que) ameritan ser considerados parte del patrimonio viviente de la ciudad.”.Boedo, uno de los barrios de mayor estirpe popular y artística de Buenos Aires, bien podría ser llamada la “Capital del filete”, ya que tiene el privilegio de mostrar más de 40 placas creadas por Luis Zorz, que le otorgan un matiz muy particular a la decisión de la Junta de Estudios Históricos del Barrio de Boedo, de señalar todos aquellos sitios que hacen a la historia socio-cultural del barrio. Hoy, la Cofradía de la Orden del Lengue le abre sus brazos recibiéndolo con el mayor de los afectos.

Aníbal Lomba. 22 de noviembre 2007