viernes, 29 de julio de 2011

REBASTI EN HISTORIETA

Decir Héctor Rebasti es decir Asociación Argentina Tango al Mundo, entidad cuyo propósito es difundir y promover el Tango, en sus múltiples manifestaciones: Canto, Música, Poesía, Literatura, Artes Plásticas, Danza, Fotografía, etc.
Claro que su curriculum tanguero –especialmente gardeliano- es mucho mas amplio: coleccionista e historiador de la vida artística de Carlos Gardel, es corresponsal en Buenos Aires de la Sociedad Admiradores de Carlos Gardel con sede en Mar del Plata; colaborador en la realización del video “El Gardel que conocí”; colaborador y columnista en diversos programas radiales, revistas y periódicos nacionales y extranjeros, y muchos etcéteras más… por supuesto, ligados a Carlos Gardel. Por si quedara alguna duda respecto a esta aseveración, cabe agregar que Juan Montero Aroca, catedrático de derecho procesal en la Universidad de Valencia, magistrado del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana y también, Académico correspondiente en España de la Academia Nacional del Tango de Argentina, quién después de haber escrito 77 libros jurídicos decidió escribir uno sobre “La Cumparsita”, se ha referido a él en su prólogo señalándolo como

“…Héctor Rebasti, que me hizo oír a Gardel de otra manera”.
En este blog se lo recuerda también como oportunísimo fotógrafo, a quien se debe el inmejorable testimonio gráfico del momento en que la escritora, poeta y periodista Anamaría Blasetti recibe de manos de Ben Molar en la sede de la Academia Porteña del Lunfardo, su Diploma por la poesía Aníbal Bedeira “el canillita”, seleccionada en el 1er Certamen Internacional de poesía Lunfarda organizada por la Asociación Argentina Tango al Mundo.
Pero como si todo esto fuera poco, mi colega Eduardo Maicas, ha convertido a Héctor Rebasti (ambos en la foto), ¡también en personaje de historieta!
Aunque no debe padecer el ajetreo de la tira diaria, periódicamente Rebasti se encuentra con el protagonista de la misma -Guido y Flia.-en su espacio del diario “La Prensa”. Hoy se reproducen aquí tres de esas tiras, para que los que aún lo hacen, no se tengan que seguir preguntando:
-¿Será el Rebasti que yo conozco?